viernes, 25 de septiembre de 2009

Encuentro

El sol de mañana dibujaba la figura de Ivanna sobre el camino que recorría al bajar la colina. Se alejaba de la casa que no recordaba. Paz sentado sobre sus hombros miraba fijamente el camino.

- Paz, no recuerdo nada antes de hoy. Tu podrías contarme que pasó? - Preguntó la joven.

- Que quieres saber? - Respondió el pequeño.

- Pues primero como llegué aquí. No recuerdo este lugar. Pertenezo aquí?.

- No. Tu no perteneces aquí. Este lugar te pertenece. Llegaste aquí porque tu lo quisiste.

- Quieres decir que estar aqui fue mi decisión? - Preguntó Ivanna mientras mas dudas se le formaban.

- Asi es.

- Y como llegaste tu?. Dijiste que yo te dejé en la caja? - Volvió a preguntar.

- Yo siempre estuve aquí. Nunca en esa caja hasta que me pediste que entrara. - Respondió Paz mientras un suspiro salía de su boca. - Esa caja fue uno de los obsequios de Ilusión.

- Ilusión? - Unos relampagos cruzaron el cielo y la lluvia empezó a caer.

- El secreto de Ilusión deberás descubrirlo por ti sola. La promesa equivocada que comenzó este viaje y la que lo terminará. - Dijo el viento en los oidos de Ivanna.

Una figura pequeña de ojos negros y largos, brazos y uñas largas apareció frente a Ivanna. La miró fijamente mientras los relampagos llenaban los cielos.

- Ivanna, soy yo, Luto. Me has extrañado?.- Rió aquel ser mientras giraba la cabeza para verla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario